CARGANDO

#DataméricaGlobal: Brasil y México dominan la presencia económica

Los países de América Latina tienen en general una baja presencia económica en el mundo. De hecho, en el caso de los dos países con mayor presencia de la región (Brasil y México) su presencia económica es mucho menor que su importancia en términos de PIB. Brasil, séptima economía del mundo, ocupa el puesto 20º en el ranking de presencia económica, mientras que México, la 15ª economía mundial, el 22º.

Brasil ocupa el primer puesto en el ranking regional de presencia económica desde 2010 y viene a resumir el tipo de presencia caracteriza a la región. A pesar de ser una economía relativamente diversificada, las variables primarias (exportaciones de energía y de bienes primarios), que en un país con un PIB similar al de Italia suponen un tercio de su dimensión económica, se elevan en el caso de Brasil hasta los tres cuartos, y a más del 42% de su presencia global en 2015. El peso principal recae sobre los bienes primarios, habiendo llegado a suponer en 2012 más de la mitad de la presencia económica del país. De hecho, durante la primera década del siglo XXI, en un contexto de fuerte crecimiento de todos los indicadores de proyección exterior, se observa una cierta re-primarización de la presencia económica brasileña. Entre 2000 y 2012, las exportaciones de bienes primarios y energía crecieron en valor índice 550% y 2800% respectivamente, minimizándose la importancia relativa de las manufacturas y ligando la presencia brasileña al boom de las materias primas. Es importante también la presencia brasileña en servicios e inversiones (situándose en ambos casos como líder regional) aunque comparativamente reducida.

En el caso de México, que ocupa el segundo puesto regional en presencia económica, las manufacturas tienen un peso mucho más decisivo en la configuración de su presencia tanto económica como global (a la que contribuyen en más de 20%). Ello se debe fundamentalmente a las elevadas exportaciones de maquinaria y equipos de transporte que el país realiza a los EEUU. Energía y bienes primarios, aunque importantes (segundo y tercer puesto a nivel regional respectivamente) tienen en México una importancia menor que en el resto del continente. Esto no evita que la presencia económica del país se haya sumado a la dinámica descendente de la región por las pérdidas en energía y bienes primarios, aunque, por los motivos mencionados, esto se dé en menor medida que en otros países latinoamericanos.

Hay otro grupo, formado por cinco países, cuya presencia económica, aunque muy escasa a escala mundial, tiene importancia regional. Por un lado, están Venezuela y Colombia, altamente dependientes de la variable de energía, llegando en el caso venezolano a suponer más del 70% de su presencia global. Por otro lado se sitúan Argentina, Chile y, a cierta distancia, Perú, con mayor dependencia de los bienes primarios y de un modo especialmente intenso en Chile, que es el mayor productor de cobre a nivel mundial (según el Servicio Geológico de los Estados Unidos).

La tendencia a la concentración de la presencia económica en el sector primario-exportador solo se rompe en Cuba, Costa Rica y República Dominicana (pese a la gran importancia de la variable de bienes primarios) debido al peso de los servicios. Esto se debe a la importancia del turismo en los tres países y, de un modo único en la región, de la exportación de servicios médicos en el caso cubano.

 

Imprímelo
Tags:

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados por *