CARGANDO

#PolExt180: Cómo hemos llegado aquí

#PolExt180: Cómo hemos llegado aquí

Política Exterior | 1 de noviembre del 2017

En noviembre de 1987 POLÍTICA EXTERIOR publicaba el número cuatro. Treinta años después llega el 180. España, Europa y el mundo son hoy muy diferentes, pese a que en el orden internacional siguen sin resolverse cuestiones como el desarme, la pobreza, la inestabilidad financiera, el terrorismo internacional o la relación Estados Unidos-Rusia. Si entonces era el exsecretario de Estado Henry Kissinger quien abría las páginas de la revista hoy lo hace la alta representante de la Unión Europea, Federica Mogherini. La participación de las mujeres en todos los ámbitos y la irrupción de Internet son las dos grandes revoluciones de las últimas décadas. Y no han hecho mas que empezar.

Llegamos a 2017 con la misma curiosidad por lo que pasa en el mundo y tanta o más incertidumbre sobre el futuro. Mirando atrás, cada acontecimiento internacional de los últimos 30 años ha confirmado la pertinencia del proyecto editorial puesto en marcha por Darío Valcárcel apenas España se estrenaba como miembro del proyecto europeo. Arrancaba la política exterior moderna de una España democrática y el país no contaba con un medio de análisis, seguimiento y debate de esa política ni del contexto internacional al estilo de los existentes en los Estados de nuestro entorno. POLÍTICA EXTERIOR ha cubierto ese hueco intelectual desde entonces y ha acompañado como tribuna el desarrollo del internacionalismo en la sociedad española y el surgimiento de centros de investigación, departamentos, servicios de estudios y publicaciones diversas dedicadas a los asuntos globales.

En estos 30 años, la revista se ha publicado, ininterrumpidamente, gracias a los lectores, anunciantes, accionistas, autores y colaboradores de los cinco continentes que han hecho posible que España y el mundo hispanohablante dispongan de una publicación con autoridad e independencia. Las voces más influyentes de la política internacional llegaron a España en las páginas de esta revista. Estimular la generación de ideas desde España y los países latinoamericanos ha sido prioritario. Porque explicar el mundo también es crearlo, y hacerlo en español es una forma específica de crear el mundo y participar en él. En esta tarea, no solo hemos contado con políticos, diplomáticos y académicos de primera fila, sino tambien con empresarios, miembros de las fuerzas armadas, emprendedores, activistas sociales, funcionarios internacionales, científicos, creadores y todos aquellos que analizan con perspicacia, anticipan tendencias, encuentran pistas históricas y producen ideas.

Internet ha dado un enorme alcance a POLÍTICA EXTERIOR. En 1987 era difícil imaginar que tres décadas después algunos artículos de los primeros números cobrarían repentina actualidad y serían leídos en un teléfono móvil en el campus de una universidad mexicana. Eso ocurre hoy gracias a politicaexterior.com, donde más del 70% de los usuarios procede de América Latina. Somos una publicación multiplataforma. Las redes sociales nos llevan a lectores más jóvenes, plenamente conscientes de ser ciudadanos globales. La influencia y la credibilidad se ganan ahora día a día, dentro y fuera de despachos e instituciones y en el mundo virtual. Hemos nacido online con esos valores consolidados por décadas de trabajo offline.

La revolución digital afecta radicalmente a la distribución y la organización de los contenidos. Por ello, estamos tomando decisiones sobre el modelo editorial de Estudios de Política Exterior. El primer cambio fue la conversión en junio de Informe Semanal de Política Exterior en una publicación totalmente digital. El segundo ha llegado este otoño con el cierre de la cabecera Economía Exterior. Creada en 1997 para acompañar la internacionalización de la economía y de las empresas españolas, con el tiempo sus contenidos han ido convergiendo con los de POLÍTICA EXTERIOR, en cuyas páginas temas como el cambio climático, el desarrollo tecnológico, el comercio, la regulación financiera, etcétera estuvieron presentes desde el principio. Atrás quedó el tiempo en que la política y la diplomacia iban por un camino paralelo al de la economía y el desarrollo. POLÍTICA EXTERIOR es hoy una revista más sólida e integrada.

El convencimiento de que hacemos una publicación necesaria no oculta las enormes dificultades de sobrevivir en un entorno que multiplica la competencia y favorece el análisis fugaz e inmediato. Seguiremos dedicándonos al análisis sosegado, pero aceptamos el reto transformarnos partiendo del criterio, la profesionalidad y el compromiso demostrados en los 180 números publicados en 30 años.

Confiamos en el progreso, pese al desconcierto generalizado ante la rapidez de los cambios. Incluso vislumbramos un proyecto de país más fuerte si entre todos logramos asentar las placas tectónicas que han chocado en Cataluña. Solo a través de Europa –una Europa nítida como la reflejada en el mapa de portada de este número– se construirá el proyecto que necesita España en este siglo. POLÍTICA EXTERIOR seguirá contribuyendo con un análisis y un debate internacional más representativos, más diversos e igualitarios y más fuertes intelectualmente. En definitiva, ayudando a construir una sociedad mejor.

Imprímelo
La política es de cine
Adiós al Estado multiétnico

Deja un comentario

Tu e-mail no ser publicado. Los campos obligatorios estn marcados por *