>   NÚMERO 52

Brasil en la OMC y el futuro de la Ronda de Doha

FEDERICO STEINBERG
 | 

Brasil ha sido, junto a China e India, el líder de la coalición de potencias emergentes de la OMC. Su principal interés comercial es acceder plenamente a los mercados agrícolas de los países ricos, lo que requiere la eliminación de los aranceles y subsidios en todos ellos.

Brasil es, con el permiso de China, el país de moda en el mundo. Tras décadas de introspección, las reformas económicas iniciadas en los años noventa por el ex presidente Fernando Henrique Cardoso, y continuadas por Luiz Inácio Lula da Silva, han permitido al país dinamizar su crecimiento, reducir la pobreza y las desigualdades y situarse de forma destacada en el selecto grupo de las economías emergentes. Además, aunque la crisis económica internacional ha dañado su crecimiento, le ha permitido consolidar su posición internacional al ser un miembro permanente del G-20, el nuevo directorio de la gobernanza económica global que ha sustituido al G-7/8. Por último, tanto el Mundial de Fútbol de 2014 como los Juegos Olímpicos de 2016 contribuirán a proyectar aún más el incipiente poderío brasileño al resto del mundo.

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO