POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 149

Brasil y la ‘des-integración’ de América Latina

JEAN DAUDELIN
 | 

Aladi, CAN, Mercosur, Unasur, ALBA, Alianza del Pacífico, Celac… la disposición latinoamericana para crear esquemas de integración es tan alta como limitada la voluntad para dotarlos de recursos y autonomía. Pese a su retórica regionalista, a Brasil le guía el individualismo.

América Latina no sigue un proceso integrador. Desde hace aproximadamente 20 años, y sobre todo desde comienzos del siglo XXI, tras la mareante proliferación de acrónimos y cumbres, y pese a la a veces estridente retórica de la solidaridad y la interdependencia, la región ha quedado paralizada y ha comenzado a fragmentarse, a “des-integrarse”. Brasil ha sido uno de los más ruidosos promotores del proyecto regional y ha ejercido como arquitecto jefe de toda su infraestructura institucional desde la fundación de la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio (ALALC), hace más de medio siglo. Podría entenderse pues que la decadencia del concepto de región es un revés para la política exterior brasileña. Sin embargo, quizá no sea así.

Las inversiones de Brasil en “bienes regionales latinoamericanos” siguen siendo limitadas y su disposición a sacrificar un mínimo de soberanía a las instituciones supranacionales del continente es nula. Además, aunque Brasilia ha intentado aprovechar su prominencia regional para ganar terreno en círculos de gobierno global, el gobierno brasileño no ha encauzado su creciente presencia mundial de manera que pudiera ser explotada por América Latina, ni siquiera para que el resto del continente sacara provecho de ella (y los países vecinos tampoco lo han interpretado así). Dichas circunstancias pueden achacarse a la hipocresía, al oportunismo o a la falta de voluntad política, pero es posible ver en la decadencia del proyecto regional –y en los tímidos intentos de Brasil por evitarla– la expresión de una dinámica más básica: a diferencia de Europa y Estados Unidos, no tiene demasiado sentido que América Latina funcione…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO