AFKAR-IDEAS  >   NÚMERO 58

Farida Osman tras su participación en los Juegos del Mediterráneo de Tarragona donde ganó dos medallas de oro y una de plata. Julio de 2018./F.O.

Deporte y mujer en el mundo árabe

FARIDA OSMAN
 | 

“Los éxitos de las deportistas nos permiten enseñar al resto del mundo que las mujeres en los países árabes pueden destacar en los niveles más altos del deporte”.

 

Entrevista con Farida Osman por Elisabetta Ciuccarelli

 

Constancia y determinación son dos de los aspectos del carácter de Farida Osman que la han convertido en la primera nadadora de Egipto, y de los países árabes, y la han ayudado a superar dificultades como la soledad. A sus 23 años, Farida Osman representa a su país en muchas competiciones internacionales en las especialidades de 50 metros mariposa y de estilo libre. Muchos son los premios y las medallas que ha ganado: en los Mundiales de Natación de 2017 se hizo con el bronce en los 50 metros mariposa, récord en África, y unos meses después ganó el premio como mejor mujer atleta de África que otorga la Asociación de Comités Olímpicos Nacionales. En verano de 2018 participó en los Juegos del Mediterráneo de Tarragona donde ganó dos medallas de oro y una de plata.

Afkar/Ideas ha entrevistado a Farida Osman por teléfono en un descanso de sus entrenamientos para los Juegos Olímpicos de Tokio de 2020 para hablar de su trayectoria deportiva y humana.

Afkar/Ideas: La natación no es un deporte muy común en los países árabes, como por ejemplo el fútbol. ¿Por qué empezó a nadar?

Farida Osman: Empecé a los cuatro años cuando mis padres decidieron llevarme a clases de natación. Como era una niña, aprender fue mucho más fácil de lo que me esperaba: me tiré al agua y aprendí enseguida. Más adelante mis padres me sugirieron que entrara en el equipo del Gezira Sporting Club porque consideraron que era buena y que tenía potencial de éxito. Con el tiempo, empezaron también a gustarme las carreras: competir es…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO