>   NÚMERO 3

Dos pueblos viejos, diferentes, con un pasado accidentado

RAIMUNDO BASSOLS
 | 

Las relaciones entre España y Marruecos no fueron siempre sosegadas. La diplomacia de ambos países trata elegante y prudentemente de soslayar esta innegable realidad histórica con el explicable pretexto de que hay que mirar al futuro. Es necesario tener en cuenta esta conflictividad histórica para hacer un diagnóstico objetivo de la realidad.

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO