>   NÚMERO 73

#EcoExt73: La India de Modi en el siglo XXI

CARTA A LOS LECTORES
 | 

India: un nuevo primer ministro; el primero nacido después de la independencia, en 1950. Familia pobre. La pobreza como primera fuente de inspiración de su política doméstica. Mensaje de su campaña electoral, “Junto con todos, progreso para todos”, que le llevaría desde su puesto de primer ministro en el estado de Gujarat, en el noroeste de India, al de primer ministro en Nueva Delhi. Y al tiempo, una diplomacia exterior cada vez más dinámica. Acuerdos de cooperación con 25 países, incluida la Unión Europea. Visitas a la China de Xi Jinping y a Estados Unidos, donde se había levantado la prohibición para su entrada (matanza de 1.000 musulmanes) y donde su discurso es vitoreado al grito de “Modi, Modi…” El primer ministro de un estado protagonista de los no alineados que declara a la revista Time: “India y Estados Unidos son aliados naturales”.

India había iniciado su modernización en 1990. Reformas económicas que traían menos intervencionismo y más mercado, menos protagonismo estatal y más participación privada. La nueva senda de crecimiento haría avanzar el PIB hasta una media anual del 7,5 por cien desde 2001, avance necesario para absorber a los 10 millones de indios que se incorporan cada año a la población activa. Progreso económico que recientemente pierde aliento mientras el anterior primer ministro, Manmohan Singh, es visto como una marioneta del Partido del Congreso manejado por Sonia Gandhi, en espera de que su hijo Rahul pueda asumir el poder. Modi abandona el hogar familiar a los 17 años y emprende una peregrinación a través del subcontinente. Parada para incoporarse al ala derecha del partido nacionalista Bharatiya Janata Party, que le enviaría a su estado de Gujarat como primer mandatario. Éxito económico: el PIB crece una media del 10 por cien entre 2006-11. Una credencial para convencer al electorado…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO