POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 141

Economía del cambio en el mundo árabe

GONZALO ESCRIBANO
 | 

Las tendencias económicas a largo plazo son más favorables que las de corto plazo para la democratización de los países árabes. El proceso requerirá compromisos político-económicos, un pacto social, entre los actores tradicionales y los emergentes.

 

El “despertar árabe” se ha manifestado de manera diferente en Túnez y Egipto a como lo ha hecho en Libia, y la respuesta de los regímenes a las protestas ha variado mucho entre Marruecos y Siria, o entre Argelia y las monarquías del golfo Pérsico. Parte de esa diversidad está relacionada con características económicas diferenciales, aunque también subyacen elementos socio-económicos compartidos, tendencias de fondo que constriñen la frontera de posibilidades de la región. El análisis de estas diferencias y similitudes puede ayudar a diseñar escenarios más comprensivos y así mitigar la incertidumbre en que se toman las decisiones políticas. Las transformaciones socio-económicas constituyen un vector de las complejas dinámicas que han generado un ecosistema favorable a las demandas de cambio político. Una cuestión crucial es si la ola de cambio se consolidará en democracias liberales económicamente viables. Es decir, si la democratización puede mantenerse bajo las actuales condiciones económicas y los equilibrios políticos…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO