POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 177

¿El final de la no proliferación?

BELÉN LARA
 | 

El desafío de Corea del Norte y la incertidumbre sobre las políticas de Donald Trump, Vladimir Putin y Xi Jinping suponen un parón en los avances en materia de desarme y no proliferación que tan buenos resultados han dado desde la década de los ochenta.

Los acuerdos sobre control de armamentos, desarme y no proliferación nuclear que tantos años y esfuerzos han necesitado comienzan a ser víctima de las crecientes tensiones geopolíticas. Los nueve Estados que poseen armamento nuclear (China, Corea del Norte, Estados Unidos, Francia, India, Israel, Pakistán, Reino Unido y Rusia) están inmersos en la ampliación y/o modernización de sus arsenales, mientras no existe perspectiva alguna de que se vayan a alcanzar nuevos acuerdos. Más bien existe el riesgo de que las tensiones y la inestabilidad acaben con tratados considerados grandes hitos del desarme, como el Tratado INF (Intermediate-Range Nuclear Forces) o el nuevo START (Strategic Arms Reduction Treaty). También se ha puesto en peligro la necesaria cohesión para seguir avanzando en el marco del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares (TNP) al considerar la mayoría de los países que no poseen armamento nuclear que ha llegado la hora de prohibirlo y erradicarlo.

El constante desafío de Corea del Norte y la incertidumbre de la posible respuesta del presidente de EEUU, Donald Trump, que además está cuestionando el acuerdo alcanzado con Irán en 2015, ha propiciado el debate sobre si Europa, Japón y Corea del Sur –incluso Taiwán y Arabia Saudí– se deben dotar de armas nucleares. Tampoco es una buena noticia que Pakistán, que posee el quinto arsenal nuclear, sea además el santuario de los yihadistas más radicales, al tiempo que ha proporcionado tecnología nuclear a Corea del Norte y a Irán.

Desde que hace más de 70 años se fabricara la primera bomba nuclear y…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO