>   NÚMERO 16

El impulso en la Europa ampliada

POLÍTICA EXTERIOR. CON LA COLABORACIÓN DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE POLÍTICA COMERCIAL E INVERSIONES EXTERIORES DE LA SECRETARÍA DE ESTADO DE COMERCIO Y TURISMO.
 | 

Con más de 82 millones de habitantes y un PIB de 2,1 billones de dólares, la República Federal de Alemania es el país más poblado de Europa occidental y el de mayor potencia económica. La conformación del Estado alemán ha sido de las más complejas del continente y su último capítulo fue la reunificación con la República Democrática en 1990. La equiparación de las monedas, la incorporación de las empresas orientales, con un nivel de producción muy inferior al occidental, y la extensión al Este de los sistemas de protección social, así como las necesarias transferencias públicas hacia los nuevos länder fueron medidas de profundas repercusiones sobre las finanzas públicas, la inflación y el empleo en Alemania y en toda Europa durante la década de los 90. Superada la reunificación, hoy la RFA impulsa la entrada de los Pecos en la Unión Europea, donde es el mayor contribuyente a su presupuesto.

Alemania abarca parte de tres de las grandes regiones naturales europeas: la alpina, la correspondiente a la Europa media y la gran llanura del Norte. Con una extensión de 349.000 kilómetros cuadrados, el 55% es superficie agraria y el 28% forestal.

La población actual de Alemania se estima en 82,5 millones de habitantes, de los cuales 7,5 millones son extranjeros, y, con una densidad de 223 habitantes por kilómetro cuadrado, es uno de los países más densamente poblados de Europa. Sólo Bélgica y Holanda le superan. El número de habitantes por kilómetro cuadrado en la parte occidental es mucho mayor que en los cinco nuevos Estados federados de Alemania. Aproximadamente el 30% de la superficie total, sólo vive una quinta parte de la población (16 millones). De las 20 ciudades con más de 300.000 habitantes, sólo cuatro están situadas en la parte oriental de Alemania.

A partir de los…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO