>   NÚMERO 72

El papel de la mujer en la empresa

NURIA CHINCHILLA Y ESTHER JIMÉNEZ
 | 

Basar el avance de la mujer solo en las cuotas en la alta dirección es ignorar las necesidades de las empresas y el talento que esta aporta, poniendo el acento en el cumplimiento de una ley que no apuesta por crear una cultura que valore a las personas y ofrezca igualdad de oportunidades.

El 22 de febrero Patricia Arquette, ganadora del Oscar a la mejor actriz de reparto por su papel en Boyhood, utilizó sus segundos de fama para lanzar un discurso en pos de la igualdad de la mujer.

Tanto en la industria cinematográfica como en los diversos sectores de la economía mundial, la mujer ocupa un papel secundario respecto al papel protagonista del hombre.

Las mujeres son mayoría en la universidad en todos los países de la Unión Europea, obtienen mejores resultados académicos en todas las disciplinas y niveles y acaban la carrera universitaria en mayor proporción que los varones. Y sin embargo, las mujeres españolas solo ocupan el 17,86 por cien de los puestos en los consejos de las empresas del IBEX y el 28,4 por cien de los puestos directivos superiores y medios.

Uno de los fenómenos más importantes de la segunda mitad del siglo XX es la masiva incorporación de la mujer al mercado laboral. Según datos de Eurostat, en España su participación se ha incrementado del 19,9 por cien en 1980 al 59,3 por cien en 2012, la tasa de actividad global de las mujeres españolas pasó del 53,41 por cien en 2000 al 69,35 por cien en 2013.

Un informe de 2012, elaborado por el Servicio de Estudios del Consejo Superior de Cámaras de Comercio, indica que solo el 2,7 por cien de las empresas tiene al menos un tercio de los puestos directivos ocupados por mujeres.
La investigación que lleva a…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO