>   NÚMERO 39

El riesgo de llegar tarde

CARTA A LOS LECTORES
 | 

¿Por qué India interesa tan poco a los españoles? Si atendemos a razones históricas, culturales y geográficas la capital de India, Nueva Delhi, no tiene por qué estar más cerca de los más de 7.250 kilómetros que la separan de Madrid: excepto por sed de conocimientos. Sin embargo, si se analizan otras variables –los flujos comerciales, los niveles de inversión, la teórica globalización– cuesta trabajo explicar por qué el interés despertado entre los españoles por el subcontinente indostánico sigue siendo escaso cinco años después de que el mayor banco de inversión del mundo, Goldman Sachs, lanzase el concepto BRIC (Brasil, Rusia, India, China) a los mercados; después de tres ejercicios en los que la economía india ha registrado un crecimiento anual superior al 7%; y al cumplirse el primer aniversario del “Plan India” puesto en marcha por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, con objeto de convertir a este país en prioritario.

Es cierto que en 2006 se ha notado un ligero aumento de la presencia de India en la prensa española y que éste ha ido ligado en ocasiones a un aumento de las visitas de políticos y empresarios españoles a India, y viceversa. Aún así, la pregunta sigue siendo la misma: ¿le conviene a España reducir distancias?

Si nos guiamos por las cifras y por las previsiones de los economistas, la población india cuenta hoy con más de 1.100 millones de habitantes (20% de la mundial). En 2050 superará a la de China para convertirse en la mayor del planeta.

En la actualidad, su capacidad de consumo interno alcanza a 300 millones de habitantes en términos de renta media; el número de estudiantes que se licencian, gradúan u obtienen un posgrado asciende a más de tres millones por año; y un alto porcentaje de la población india…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO