POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 159

¿Elecciones para una nueva era en India?

NICOLÁS DE PEDRO
 | 

Narendra Modi, candidado del hasta hoy primer partido de la oposición, BJP, ha protagonizado una campaña electoral centrada en impulsar el crecimiento económico y luchar contra la inflación y la corrupción. ¿Podrá Modi gobernar el país más diverso del mundo?

 

Durante seis semanas, entre el 7 de abril y el 16 de mayo, India celebra elecciones generales. Decir que unos comicios serán decisivos es un tópico que por reiterado ha quedado vacío de contenido. Sin embargo, resulta difícil imaginar unas elecciones en las que India se juegue tanto y sobre las que se hayan depositado tantas expectativas dentro y fuera del país. Los escenarios oscilan entre la perspectiva de un gobierno sólido capaz de reconducir la economía y el temor a una fragmentación tal que haga ingobernable el país.

Las encuestas de referencia anticipan un triunfo claro del principal partido de la oposición, el Bharatiya Janata Party (BJP, Partido del Pueblo de India), encabezado por el carismático y controvertido Narendra Modi. No obstante, que Modi pueda formar gobierno dependerá de lo holgado de ese triunfo y de su capacidad para articular una coalición parlamentaria amplia y sólida. De igual forma, se anuncia una derrota severa para el gobernante Partido del Congreso, cuyo principal candidato, Rahul Gandhi, no ha sido capaz ni de revertir la tendencia declinante del partido ni de mostrarse como un candidato solvente durante la campaña. Pero la responsabilidad por esta previsible derrota no recae exclusivamente en él. El hartazgo con el Partido del Congreso se alimenta con los casos de corrupción y el pobre desempeño del gobierno en estos dos últimos años de ralentización económica.

El BJP y el Partido del Congreso son las únicas fuerzas políticas indias de auténtico alcance nacional, pero no son las únicas que cuentan para la gobernabilidad del país. Desde 1989…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO