>   NÚMERO 50

Epílogo: Competitividad, el debate necesario

ENRIQUE FANJUL
 | 

Hace cerca de 15 años empecé a colaborar con Política Exterior, sin duda la revista más importante que se edita en lengua castellana sobre cuestiones internacionales. En una primera etapa colaboré en la publicación de unos suplementos en la revista que trataban temas de internacionalización de la empresa y la economía. Con el paso del tiempo surgió Economía Exterior, de la que fui co-editor, junto con Darío Valcárcel, durante sus primeros años de vida. La revista cumple ahora 50 números. Para mí es un motivo de profunda satisfacción colaborar en este número tan significado. Economía Exterior se ha consolidado como una publicación de referencia sobre temas de internacionalización, y le deseo los mayores éxitos, que seguro obtendrá, en sus próximos 50 números.

La internacionalización de la empresa española ha dado un salto gigantesco en los últimos 10-15 años. Sin entrar en cifras sobre el crecimiento de las exportaciones o de las inversiones exteriores, hay dos hechos que en mi opinión marcan de forma determinante esta transformación.

En primer lugar, la emergencia de las grandes multinacionales españolas. Hace un par de décadas, los que trabajábamos en temas de internacionalización (bien en la empresa, bien en la Administración) nos «quejábamos» regularmente de que no había grandes empresas españolas en los mercados internacionales, de que no había marcas españolas conocidas, que tuvieran un reconocimiento mundial. La inexistencia de grandes empresas era un elemento que condicionaba y establecía las limitadas fronteras de la presencia global de la economía y la empresa española.
Hoy en día, el panorama es completamente distinto. Una docena de empresas españolas aparecen en el ranking global del Fortune 500. Los dos grandes bancos españoles se han situado entre los primeros bancos del mundo en tamaño y han brillado de manera especial en los actuales tiempos de crisis por su capacidad…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO