POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 178

Banderas de la Unión ondean frente al edificio de la Comisión Europea. FLICKR

Hacer creíble la Alianza Defensiva

FRANCISCO ALDECOA LUZÁRRAGA Y GUSTAVO DÍAZ MATEY
 | 

La Unión Europea parece por fin decidida a alcanzar una autonomía estratégica que le hará más fuerte y le permitirá contribuir mejor a la estabilidad mundial. Para ello, necesita mecanismos de disuasión creíbles derivados de una fuerza militar efectiva.

Ante un escenario altamente volátil y con una compleja situación de seguridad en Europa desde 2014, se hace necesario contar con mecanismos de disuasión creíbles y una capacidad de intervención rápida a fin de dar respuesta inmediata a una agresión. Poner en marcha la denominada Alianza Defensiva será, de hecho, el principal reto que tenga ante sí la Unión Europea en los próximos años. Estamos en un momento de cambio de paradigma en la UE y la Estrategia Global presentada por la alta representante, Federica Mogherini, en junio de 2016, supone una completa innovación en la medida en que incorpora este nuevo contexto y desarrolla la noción de autonomía estratégica.

 

Avances en la política de seguridad y defensa

Desde que comenzó 2017 se han producido profundos cambio en la Política Común de Seguridad y Defensa (PCSD) que han llevado a algunos autores a afirmar que se ha avanzado más en un año que en 10. Este desarrollo ha surgido en el marco de la aplicación de la “Estrategia global para la política exterior y de seguridad de la Unión Europea: una visión común, una actuación conjunta, una Europa más fuerte”.

Las consecuencias del referéndum sobre la retirada de Reino Unido de la UE, el 23 de junio de 2016, han sido contrarias a lo esperado, ya que no solo no ha producido el temido efecto contagio que anime a otros Estados miembros a solicitar su retirada, sino que ha logrado una fuerte cohesión entre los miembros y entre estos y las instituciones comunes. En uno de los ámbitos en el…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO