POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 177

Incertidumbres nucleares

VICENTE GARRIDO REBOLLEDO
 | 

El objetivo de un mundo sin armas nucleares es hoy una quimera. Si bien cada vez más países defienden el desarme humanitario y la prohibición absoluta, para otros el arma nuclear se ha convertido en garantía de su existencia y en la esencia de su poder.

Este mayo se celebra en la sede de Naciones Unidas de Viena el Primer Comité Preparatorio (PrepCom) de la Conferencia de Examen del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares (TNP) de 2020. Las conferencias de examen del TNP constituyen una oportunidad para evaluar la situación en que se encuentran los compromisos asumidos por los Estados por medio del tratado. Pero, sobre todo, permiten tomar el pulso a la situación nuclear mundial y a las políticas nacionales en materia de no proliferación y desarme nuclear. Sin embargo, en la actualidad una serie de incertidumbres hacen imprevisible el futuro del régimen de no proliferación nuclear y la política de control de armamentos.

 

Desarme humanitario y ensayos nucleares

El debate sobre el impacto humanitario de las armas nucleares ha dominado la agenda internacional del desarme de los últimos cinco años, y será el principal punto de desencuentro durante la celebración del PrepCom.1 En diciembre de 2012, la Asamblea General de la ONU decidió, a través de su resolución 67/56, la creación de un grupo de trabajo de composición abierta (OEWG) encargado de desarrollar propuestas para impulsar negociaciones multilaterales de desarme con el objetivo último de conseguir un mundo sin armas nucleares. En 2013, este grupo adoptó un informe final en el que defendía la necesidad de establecer una prohibición absoluta de las armas nucleares a través de la negociación de un instrumento jurídico internacional vinculante, en forma de tratado o convención, sobre la base del reconocimiento de las devastadoras e inaceptables consecuencias humanitarias que podría…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO