>   NÚMERO 62

India aún tiene que demostrar lo que vale

FERNANDO BARCIELA
 | 

Economistas y políticos indios proclaman las bondades del modelo de crecimiento de su país, que consideran superior al modelo chino. Pero en India comienza a extenderse la sensación de que los fallos del sistema son tan profundos, que impiden la salida del subdesarrollo.

 

La primera advertencia que Gurcharan Das, uno de los más respetados economistas indios, hizo ante el público que acudió a una conferencia suya en uno de los hoteles del bulevar Marine Drive de Mumbai, fue tajante: “Nosotros no queremos ser como China. Su modelo de crecimiento no nos interesa”. Ante el estupor de algunos de los asistentes, uno de los cuales le recordó las mejores condiciones de que disfrutan sus vecinos frente a las escalofriantes bolsas de pobreza (y miseria) existentes en India, Das, con el semblante ceñudo, reconoció que si bien eso era cierto “no vemos la ventaja de convertirnos en una plataforma industrial de baja producción al estilo chino. Nuestro objetivo es posicionarnos con nuestras marcas y empresas en sectores punta como el software o la farmacia”…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO