INFORME SEMANAL DE POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 1155

#ISPE 1155: El libro de la vida se abre

Gracias a los avances de la genética, una de las mayores vetas de riqueza y creación de valor de este siglo será el aprovechamiento de los activos biológicos codificados en las formas de vida de la fauna y flora planetarias.

La ingeniería genética y la biología sintética, por ejemplo, crearán organismos con componentes genéticos de diversas especies o que incluso ni siquiera se encuentran en la naturaleza. Pero, la manipulación del genoma se acelera de tal forma que la posibilidad de crear y patentar nuevas formas de vida con valor comercial ha dejado de ser ciencia-ficción.

La tecnología Crispr –sistema de secuenciación y modificación genética relativamente simple, barato y eficiente– permitirá, entre otras cosas, curar enfermedades hereditarias, crear mosquitos que no transmitan malaria o desarrollar cultivos inmunes a ciertas enfermedades y plagas.

En un reciente informe, la National Academy of Sciences y la National Academy of Medicine de Estados Unidos mencionaron entre las posibles aplicaciones de la Crispr la manipulación de las células del esperma y los óvulos humanos, para poder transmitir ciertos rasgos genéticos a nuevas generaciones.

En enero de 2017 se creó por primera vez una quimera –tejido de origen humano y animal (cerdo)–, un paso clave para el desarrollo, en embriones y organismos animales, de órganos humanos que podrán ser trasplantados a personas.

Elon Musk, CEO de Tesla, cree que los progresos en interfaces que interactúan con el cerebro humano y la nanotecnología electrónica inyectable impulsarán la Inteligencia Artificial a fronteras que hoy solo se vislumbran. Una de ellas será, más pronto que tarde, la del árbol de la vida: la codificación de las secuencias genéticas de todas las especies complejas terrestres y marinas, lo que permitirá comprender y descifrar sus interrelaciones.

Según diversas estimaciones, hasta ahora solo se ha decodificado el 0,28% de todo…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO