INFORME SEMANAL DE POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 832

#ISPE 832. 4 marzo 2013

El 42% de los católicos del mundo vive en América Latina, pero la región solo tiene el 16% de los cardenales que van a elegir al nuevo Papa: 19 de 118. África tiene alrededor del 12% de los católicos y el 9,4% del colegio cardenalicio. Los asiáticos representan en torno al 10% del total y también cuentan con el 9,4% de los cardenales. Por su parte, Canadá y Estados Unidos, con el 10% del total, cuentan con el 12% de los cardenales. Brasil, el país con mayor población católica del mundo, tiene tantos cardenales electores como España. Solo Brasil y México reúnen a 220 millones de fieles y Colombia suma otros 40 millones.

La situación es tan desequilibrada que algunos altos clérigos latinoamericanos están planteando abiertamente la necesidad de corregir esa situación, lo que podría provocar realineamientos en el cónclave, aunque en teoría los cardenales no votan por criterios geográficos. El cardenal brasileño João Braz de Aviz, uno de los “papables” brasileños junto a Odilo Scherer, por ejemplo, ya ha abogado por la necesidad de que el colegio cardenalicio sea más “universal”, pidiendo que Europa y EE UU “cambien su mirada”. “Europa debe dejar de mirar a los otros continentes desde lo alto y tener una actitud fraternal hacia ellos. Eso desde un punto de vista político y económico, pero también en la Iglesia”, declaró tras la renuncia de Benedicto XVI. El último Papa no europeo fue el sirio Gregorio III, en el siglo VIII.

En Europa, el ministro de Educación irlandés, Ruairi Quinn, ha anunciado un plan para limitar el papel de la Iglesia en las escuelas públicas. En EE UU, según el National Catholic Reporter, una parroquia de cada cinco no tiene un párroco mientras que un 60% de los católicos no concede mayor importancia…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO