POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 119

La cuestión turca

JOSÉ ENRIQUE DE AYALA
 | 

El 3 de octubre se cumplirán dos años desde la apertura oficial de las negociaciones para la adhesión de Turquía a la Unión Europea. Culminaba así un proceso de acercamiento iniciado el 12 de septiembre de 1963 con la firma del acuerdo de asociación entre Turquía y la Comunidad Económica Europea (CEE), más conocido como Acuerdo de Ankara, el cual sirvió de base para la Unión Aduanera entre ambas partes que entró en vigor el 31 de diciembre de 1995.

Turquía ya había solicitado, en 1987, su ingreso en la CEE como miembro de pleno derecho. La candidatura turca, rechazada por el Consejo Europeo de Luxemburgo en diciembre de 1997, fue finalmente aceptada en el de Helsinki, el 11 de diciembre de 1999. A partir de ese momento, era cuestión de tiempo que el proceso de adhesión comenzara, aunque Turquía estaba aún lejos de cumplir los criterios políticos establecidos por el Consejo de Copenhague en 1993, especialmente en lo relativo a los derechos humanos y las libertades fundamentales, incluidas la libertad de expresión y los derechos de las minorías. Después de que Ankara introdujera una serie de reformas legales que acercaban la legislación turca a los requisitos exigidos por la UE en estas materias, el 17 de diciembre de 2004 el Consejo Europeo acordó en Bruselas que Turquía cumplía suficientemente los criterios de Copenhague y fijó la fecha del 3 de octubre para comenzar las negociaciones de adhesión.

No obstante, cuando llegó el momento de firmar el marco de negociación, la situación volvió a tensarse: Austria exigió que se incluyera en el documento la posibilidad de que el proceso concluyese con una “asociación privilegiada” de Turquía en lugar de su plena integración. El rechazo a la adhesión turca era cercano al 90 por cien en Austria en aquel momento. La…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO