>   NÚMERO 78

La IED española en Estados Unidos y Canadá tras la crisis financiera

ROBERT ROBINSON Y MARTA RAMOS
 | 

En la etapa 2009-15, Estados Unidos y Canadá alcanzaron una participación del 15,6 por cien de la IED bruta y el 38 por cien de la IED española neta, lo que los situó en términos relativos en el segundo lugar detrás de América Latina y por delante de la Unión Europea.

La estrategia de expansión internacional de las empresas españolas dio lugar a un segundo boom de la inversión extranjera directa (IED) en el exterior que transformó las compañías en actores globales. Se amplió el número de empresas que participaban en el proceso, los mercados destinatarios respecto a la etapa anterior y los sectores de destino. Entre los nuevos mercados de expansión de las empresas españolas se encontraron Estados Unidos y, en menor medida, Canadá. Los países de la Unión Europea-15 fueron el destino preferente, al tiempo que América Latina se mantenía en segunda posición. En la etapa 2009-15, EE UU y Canadá alcanzaron una participación del 15,6 por cien de la IED bruta y el 38 por cien de la IED española neta, lo que los situó en segundo lugar detrás de América Latina y por delante de la UE. Es relevante señalar que EE UU se colocó en 2014 como el primer país en importancia por el stock de IED española superando a Reino Unido. Y Canadá, tras la IED de Repsol en Talisman Energy Inc., en 2015 alcanzó un stock de IED española similar al del conjunto de los países de la UE-13.

 

La IED española en EE UU y Canadá

En EE UU, la IED española en el ciclo de los años noventa fue, en términos relativos, modesta, ya que alcanzó 3.500 millones de euros brutos totales en el periodo 1993-2000. Sin embargo, en la etapa 2001-08, EE UU se convirtió en un mercado con…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO