AFKAR-IDEAS  >   NÚMERO 58

La influencia creciente de los BRICS, en el Mediterráneo occidental

MARCO RICCERI
 | 

Los procesos de ampliación y fragmentación en curso en el Mediterráneo han llevado a los Estados a identificar nuevos centros de referencia, en particular extraeuropeos.

 

En la declaración final de la décima cumbre de coordinación de
los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), celebrada en Johannesburgo (Sudáfrica), del 25 al 27 de julio de 2018, los jefes de Estado y de gobierno de los cinco Estados miembros expresaron, en primer lugar, su satisfacción por los resultados positivos cosechados por este organismo internacional en su primera década de actividad. Contra todo pronóstico, los BRICS han logrado consolidar su coordinación, a pesar de las grandes diferencias políticas, económicas y sociales existentes entre los Estados miembros, la falta de continuidad territorial y lo ambicioso de sus objetivos últimos: contribuir a la creación de un nuevo orden mundial, más equilibrado y más justo, así como promover un nuevo multilateralismo en el sistema de gobernanza mundial.

En este sentido, vale la pena recordar que la coordinación de los BRICS, que arrancó en 2006 a partir de reuniones informales organizadas entre Brasil, China, India y Rusia al margen de la Asamblea General de Naciones Unidas, se constituyó –de entrada como BRIC– formalmente en 2009 durante la primera cumbre celebrada en Ekaterimburgo (Rusia). Posteriormente se amplió, con la denominación BRICS, a la participación de Sudáfrica en 2011. También hay que señalar que uno de los principales problemas aún vigentes es precisamente una nueva extensión de la estructura a la participación de otros Estados miembros, como Turquía, Indonesia, Nigeria y México; una señal inequívoca del consenso que la estructura ha podido adquirir en la escena internacional.
Los BRICS, nuevos actores de los procesos de desarrollo en el Mediterráneo
Esta introducción pretende enmarcar la relación entre los BRICS y las distintas zonas geográficas del mundo, incluyendo la…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO