POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 1

La seguridad de Europa

LORD CARRINGTON
 | 

El secretario general de la OTAN escribe sobre la cuestión de la seguridad en Europa, tan importante para todos nosotros y tan crucial en las preocupaciones de la Alianza Atlántica.

 

El director de POLÍTICA EXTERIOR me expresa su deseo de publi­car un artículo mío sobre un asunto internacional de actualidad. La cuestión de la seguridad europea, tan importante para todos noso­tros y tan crucial en las preocupaciones de la Alianza Atlántica, me ha parecido un asunto apropiado. El texto siguiente fue preparado pensando en una audiencia británica y parte de la argumentación se refiere a puntos que son actualmente objeto de debate en varios países aliados, entre ellos el mío, que durante muchos años han desempeñado un papel a la vez nuclear y convencional de apoyo a nuestra estrategia de defensa y disuasión. No im­plican crítica alguna a la posición particular de España, qué todos entende­mos y que nadie contesta. Mi propósito fundamental es centrarme en la cuestión general de la seguridad europea, que confío resulte de interés a los lectores de POLÍTICA EXTERIOR, iniciativa a la que deseo toda suerte de éxitos.

“La Seguridad de Europa” no es, naturalmente, un título nuevo ni origi­nal. Pero no lo lamento porque la materia es crucial para todos nosotros y central en la actividad diplomática de nuestros días, desde las negociaciones bilaterales de las superpotencias hasta la reunión subsiguiente de la Confe­rencia sobre la Cooperación y la Seguridad en Europa en Viena.

Estos dos ejemplos nos informan suficientemente del marco en el que la seguridad europea ha sido contemplada en los años de la posguerra. De una parte, existe entre las superpotencias una relación de evidente importancia para todos nosotros; de otra, el proceso de la CCSE nos recuerda que Euro­pa es más que la Comunidad y que los países europeos…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO