AFKAR-IDEAS  >   NÚMERO 36

Líbano en el contexto convulso de Oriente Próximo

ENTREVISTA CON GEORGES CORM
 | 

“Existen motivos para que Hezbolá no se desarme, incluso aunque no nos guste su ideología”, opina este economista e historiador libanés, crítico con los juegos de las potencias occidentales en la región.

Entrevista con Georges Corm, economista e historiador, por Natalia Sancha

A sus 73 años, el economista e historiador Georges Corm ha analizado Líbano desde todas las perspectivas. Exministro de Finanzas, Corm se siente decepcionado por la clase política libanesa, a la que evita frecuentar a pesar del gran respeto que siente por el exprimer ministro Salim el Hoss. Nacido en Egipto, donde pasó su adolescencia, este cristiano maronita sorprende tanto a la audiencia libanesa como a la europea con un argumentario inusual. Hombre de discurso incómodo, mantiene firmes posiciones como, por ejemplo, en la defensa de la milicia chií Hezbolá, la crítica a los juegos de las potencias occidentales en la región o hacia Israel. Aunque se le busque para ejercer de político en Líbano, él rechaza participar en el juego y convertirse “en un objeto de decoración en torno a un jefe autoritario y patriarcal”. Sigue dando clases como profesor y trabaja como consultor. Esta entrevista se realiza en su oficina de Beirut.

afkar/ideas: En los casi dos años de conflicto en Siria, Líbano ha estado relativamente tranquilo. ¿Cree que la situación empezará a deteriorarse con los recientes acontecimientos, como el atentado contra Wissam Al Hassan o los enfrentamientos entre partidarios de Hezbolá y del Sheij Ahmed el Asir?

georges corm: No creo que esto sea aun un tema candente. Desde el principio, los acontecimientos en Siria han afectado a Líbano. Existe una división muy fuerte entre dos grupos políticos que, afortunadamente, pertenecen a distintas comunidades, son transcomunitarios y, por tanto, no existe polarización comunitaria entre los partidarios y los detractores del régimen sirio. Todo esto es…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO