POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 114

Liberia, el año de Ellen

ÁUREA MOLTÓ
 | 

La primera mujer jefe de Estado en África se ha convertido en la esperanza para las mujeres del continente.

La fotografía de Ellen Johnson-Sirleaf saluda a los recién llegados al aeropuerto de Monrovia. Su rostro está por todas partes: estampado en los coloridos algodones que visten las mujeres, en grandes vallas por las calles de la capital, a diario en las primeras páginas de la prensa nacional y en los carteles electorales que permanecen un año después de su victoria. El 11 de noviembre de 2005, una mujer ganó al exfutbolista George Weah­ en las presidenciales de Liberia. Culminaban así los dos años del gobierno provisional creado tras el acuerdo de paz de Accra (agosto de 2003), que puso fin a 14 años de guerra civil y al conflicto más desestabilizador de África occidental.

Además de la imagen de Johnson-Sirleaf –la primera mujer jefe de Estado en el continente– cada rincón de Liberia exhibe consignas ilustradas que llaman a la paz y la reconciliación, por el desarme, por la educación de los niños y jóvenes, informan sobre medidas básicas de higiene y los factores de riesgo del sida, condenan la violencia doméstica, las violaciones y los malos tratos a mujeres y niños. Son dibujos sencillos, casi infantiles, explícitos en el mensaje. La iconografía cuenta en un país con una tasa de alfabetización que no llega al 40 por cien de la población, 26 por cien en el caso de las mujeres.

Liberia vive un proceso de reconstrucción total: desde los ministerios hasta el poder judicial, el ejército y la policía, deshechos por el desgobierno y la corrupción. Al mismo tiempo, intenta poner en pie una economía que apenas produce desde el comienzo de la guerra civil, en 1989. Y, sobre todo, trata de asegurar la paz y la convivencia a…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO