POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 14

¿Libertad, para qué?

JAIME PÉREZ-LLORCA
 | 

El comunismo soviético, la religión de Lenin, se descompone rápidamente en medio de una conciencia generalizada de frustración y fracaso. ¿Tantos sacrificios impuestos a centenares de millones de personas, durante generaciones, para nada, por la dictadura de una fanática minoría de vanguardia que ha necesitado 72 años para darse cuenta de que todas las dictaduras son de retaguardia? Y después del comunismo ¿qué?

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO