POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 185

Libros: Vladímir Putin y su Estado

RUTH FERRERO-TURRIÓN
 | 

Las distintas lecturas del régimen ruso coinciden en su deriva autoritaria. Lo único que falta es una ideología que sirva de hilo conductor y justifique mantener el poder.

Uno de los asuntos más candentes en la política internacional son las relaciones entre Rusia, la Unión Europea y Estados Unidos. Desde distintos ámbitos académicos y de opinión se ha instalado la idea de que emerge una nueva guerra fría, escenario de confrontación entre la heredera de la Unión Soviética, liderada por Vladímir Putin, y las potencias occidentales. Un enfrentamiento entre democracias liberales y regímenes neo-autoritarios. En este contexto, es imprescindible analizar a los actores involucrados tomando en consideración los vínculos existentes entre el sujeto y el objeto de estudio. Para ello, es necesaria una aproximación mixta, que combine un análisis de sucesos objetivos con una historiografía subjetiva –al modo popularizado por el historiador Eric Hobsbawm–, de forma que la intrahistoria comparta espacios de análisis con un enfoque empirista. Un criterio que los textos de Masha Gessen, Carlos Taibo y Peter Pomerantsev cumplen sobradamente.

 

Captura de pantalla 2018-08-10 a la(s) 13.19.13

El futuro es historia. Rusia y el regreso del totalitarismo
Masha Gessen
Madrid: Turner, 2018. 589 págs.

 

Así, la descripción del régimen político ruso genera diversas aproximaciones, si bien todas coinciden en su deriva autoritaria. En El futuro es historia. Rusia y el regreso del totalitarismo (2018), Gessen desarrolla la hipótesis del resurgimiento de un régimen totalitario. Lo hace revisitando el concepto acuñado por Hannah Arendt en 1953 y que unos años antes había descrito de manera certera George Orwell. Del mismo modo, Pomerantsev en La nueva Rusia. Nada es verdad y todo es posible en la era de Putin (2017) plantea que “Rusia no es un país en transición, sino una especie de dictadura posmoderna que utiliza el lenguaje y las instituciones del capitalismo democrático…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO