POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 184

Frontera entre México y Guatemala. JOACHIM PIETSCH / CREATIVE COMMONS

México en el mundo: hacia un nuevo proyecto de nación

RAFAEL VELÁZQUEZ
 | 

Frente a la amenazante retórica de Trump, el nuevo gobierno mexicano reforzará el discurso nacionalista y buscará alianzas con países y regiones que sirvan de contrapeso a EEUU.

 México ha tenido que revalorar su proyecto de nación cada seis años desde que en 2000 la llegada del Partido de Acción Nacional (PAN) rompiera la visión de nación que durante más de 70 años imprimieron los sucesivos gobiernos del Partido Revolucionario Institucional (PRI). La alternancia que trajo el PAN en el comienzo del siglo XXI ha supuesto que cada seis años la sociedad mexicana reflexione sobre el rumbo que debe tomar el país para el futuro próximo. La cita electoral de 2018 no ha sido la excepción. Los mexicanos sabían que sería una elección muy importante y competitiva. La definición de un nuevo proyecto de nación ha sido uno de los ejes de discusión en campaña electoral de los principales candidatos a la presidencia, quienes presentaron su visión de país y su propuesta del papel que México debe tener en el mundo.

La reflexión sobre la manera en que México debe proyectarse en el mundo es crucial en este momento por dos razones fundamentales. En primer lugar, cada nuevo presidente tiene una visión específica sobre lo que debe ser la proyección exterior del país. En el caso mexicano, la Constitución otorga al jefe del ejecutivo amplios poderes en esa materia. Por tanto, sus percepciones y preferencias influyen decididamente en las relaciones exteriores de la nación. En segundo lugar, México tiene una posición geográfica estratégica (entre el norte y el sur de América, entre el océano Pacífico y el Atlántico); posee una cultura de enorme proyección en el mundo; cuenta con una población significativa y goza de un peso económico relevante en el concierto de las naciones. Su actuación en el…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO