>   NÚMERO 62

Microfinanzas indias: lo que está bien y lo que está mal

VIKASH KUMAR
 | 

En las últimas cuatro décadas las iniciativas conjuntas de microfinanzas del gobierno, organismos privados y cívicos han logrado un alcance significativo. En 2011, fueron beneficiarios más de 90 millones de hogares, con una base de clientes de 26 millones.

 

La industria de las microfinanzas en India y en otros muchos países ha pasado en los últimos años por momentos difíciles. Hasta hace poco, esta industria iba por un camino seguro ejerciendo como un agente que resolvía los problemas de la pobreza. El entusiasmo de una industria joven generó excesivas esperanzas en cuanto a la erradicación de la pobreza. Las promesas y declaraciones afectaron también a la propia imagen de la industria. Tras décadas de veneración, muchos de sus defensores ya no se sienten cómodos cuando les hacen preguntas molestas. Sin duda, las microfinanzas en India han hecho el gran trabajo de llegar a un amplio número de familias de bajos ingresos. No obstante, este sistema funcionó a pleno rendimiento durante demasiado tiempo. Con un gobierno sin interés en crear frenos y contrapesos, el viaje llegó a su fin con una gran quiebra en Andhra Pradesh, Estado que en ese momento representaba casi el 30 por cien de todos los préstamos de microfinanzas en toda India.

 

Pero la crisis no ha sido en vano. Es un elemento importante que dará forma a una industria sostenible a largo plazo. Son los años de redefinición para las microfinanzas indias. Hemos deambulado durante 40 años y logrado mucho en el proceso. Ha llegado el momento de la corrección y consolidación que determinarán lo que suceda en las próximas décadas. Pero para entender el futuro, es necesario revisar primero el pasado.

 

Breve evolución de las microfinanzas en India
En 1969 el gobierno de India emitió una ordenanza y nacionalizó los 14 mayores…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO