>   NÚMERO 57

Nueva energía y amenazas en el Mediterráneo

GONZALO ESCRIBANO
 | 

El Mediterráneo es un espacio de recursos y corredores clave para el sistema energético internacional, europeo y español. Una visión amplia de la región que incluyera el mar Caspio y el golfo Pérsico situaría la zona en el eje geopolítico mundial de la energía.

Además de ser importantes exportadores de hidrocarburos y ricos en recursos renovables, los países del Mediterráneo albergan corredores vitales procedentes del norte de África, golfo Pérsico, Rusia y Asia Central, así como mercados en fuerte crecimiento. La ola de cambio que recorre el mundo árabe altera los equilibrios geopolíticos de la energía y constituye un nexo adicional entre la ribera sur del Mediterráneo y sus vecinos del Golfo.

La energía es neutra ante la situación, en el sentido de que tanto los procesos de transición como los de resistencia al cambio intentarán utilizar los recursos energéticos para contribuir a la viabilidad económica de dicha transición, los primeros, o para prevenirla, los segundos. En la región hay un poco de todo, pero buena parte de su futuro depende del éxito de unos y otros en la gestión de esos recursos.

Este artículo analiza el sistema que conforman dichos recursos de petróleo, gas natural y energías renovables, los corredores que los transportan y sus conexiones con el escenario geopolítico mundial. El análisis incluye algunas referencias al impacto de la primavera árabe, como el posible cambio de preferencias de Arabia Saudí, la aparición del petróleo rebelde libio, la influencia sobre las estrategias egipcias y argelinas acerca del gas natural, o el despliegue de las energías renovables en Marruecos, entre otros aspectos que se entrelazan en un nuevo escenario energético regional.

 

Petróleo

El Mediterráneo es percibido ante todo como un espacio de producción y transporte de energías fósiles. Aunque cuenta con recursos solares y eólicos importantes, su relevancia estratégica…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO