POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 149

Carta de América: Obama, segura reelección y posible derrota

JAIME DE OJEDA
 | 

Ni siquiera el aval del Tribunal Supremo a la ley del seguro médico que ha consumido el mandato de Obama sirve para garantizar su reelección. Los republicanos logran negativizar todo cuanto ha hecho.

Nos acercamos a las elecciones presidenciales y legislativas del próximo 6 de noviembre en un clima de extraña apatía, teniendo en cuenta la acritud que está cobrando la campaña electoral. Se estima que se han gastado ya más de 1.000 millones de dólares en propaganda política, pero ni Barack Obama ni Mitt Romney logran entusiasmar a sus respectivos partidarios.

Los republicanos han invertido buena parte de sus cuantiosos medios en centros de propaganda de cuidada efectividad: cuantos méritos puedan atribuirse al presidente Obama aparecen pintados de la manera más negativa. Es cierto que toda su presidencia ha estado concentrada en medidas correctivas: el salvamento de la crisis financiera y de las hipotecas insolventes, en el interior; y la terminación de las intervenciones militares en Irak y Afganistán, la contención de Irán y los levantamientos populares en el mundo islámico, en el exterior. Todas sus iniciativas, que tanta ilusión evocaron en 2008, se han visto frustradas por la invencible oposición de los republicanos en el Congreso. Rara vez se ha visto a un presidente reducido a la impotencia por los acontecimientos en el exterior y por la parálisis del sistema político en el interior. En esta tesitura es fácil definir negativamente todo cuanto ha hecho.

El único logro positivo de Obama ha sido la Ley de Protección del Paciente y de Tratamiento Médico Asequible, que logró aprobar con la mayoría que los demócratas gozaban en el congreso antes de 2010. Siete presidentes demócratas, desde Harry Truman en 1947, han intentado infructuosamente introducir un sistema de seguro médico nacional, como el que impera en todos los países industrializados. En…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO