>   NÚMERO 80

¿Quién relevará a los BRICS?

JOSÉ PABLO MARTÍNEZ
 | 

Seis de los países candidatos a convertirse en motor del crecimiento mundial están en Asia. Proyectos como la Nueva Ruta de la Seda cobran, por ello, una importancia capital, dadas sus implicaciones sinérgicas y su capacidad para trasladar su impulso económico al resto del mundo.

Cuando a comienzos de la década pasada se ideó el acrónimo BRIC, tuvo tal aceptación en los ámbitos académicos y políticos que Brasil, Rusia, India y China lo institucionalizaron en 2008, sumándose posteriormente Suráfrica. Además de un gran tamaño económico, estos países compartían unas tasas de crecimiento significativamente altas que les permitían ejercer de motores del desarrollo global, a la vez que reducían amplias capas de pobreza. En la medida en que las instituciones eran fuertes e imperaba la paz social, poco importaba el régimen político establecido en cada uno de ellos: el capitalismo global funcionaba y supieron sacar provecho a través del comercio internacional. ¿Qué ha pasado desde entonces para que los BRICS hayan dejado de ser un referente? Existen cinco respuestas a esta pregunta, tantas como países implicados.

 

Desigual evolución de los BRICS

En primer lugar podría decirse que India es el único que en sentido estricto pertenece y pertenecerá a este club durante mucho tiempo, pues tras apenas sufrir los efectos de la crisis mundial ha conseguido conservar intacto su dinamismo económico. Desde 2014 crece por encima del siete por cien, y está previsto que en los próximos años la tasa vaya en aumento. A esto se añaden sus vigorosas expectativas de crecimiento poblacional: en la próxima década superará a China y se convertirá en el país más habitado del planeta. Con respecto a este último, si bien su ritmo de crecimiento también ha mantenido su robustez en los últimos años, se observa un descenso paulatino del mismo desde 2012, fruto…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO