AFKAR-IDEAS  >   NÚMERO 60

Ruinas de Maarat al Numan./Stringer/Anadolu Agency/Getty Images

Sociedad civil y protección del patrimonio sirio

La sociedad civil juega un papel clave a la hora de poner en valor el carácter universal del patrimonio, elemento aglutinador sobre el que basar una futura reconciliación.
ISBER SABRINE Y JUAN JOSÉ IBÁÑEZ
 | 

Durante la última década, tras las primaveras árabes, hemos asistido a una creciente inestabilidad política en el Sur del Mediterráneo y Oriente Medio. Se han iniciado auténticas guerras civiles, que se han perpetuado alimentadas por potencias externas. La situación de violencia e inestabilidad se ha convertido en crónica. Esto ha tenido consecuencias catastróficas para la población, que ha sufrido matanzas, emigración masiva y destrucción de sus medios de subsistencia. Al drama humano se unen graves repercusiones en la destrucción del patrimonio histórico-arqueológico. Numerosos monumentos históricos y yacimientos arqueológicos han sufrido graves daños no solo por el impacto directo de las acciones armadas, sino también por los saqueos, a veces organizados por los grupos armados como medio para financiarse. En los últimos años, el tráfico ilícito de antigüedades ha experimentado un gran crecimiento. En Siria, los seis lugares declarados Patrimonio Mundial se han visto gravemente afectados por la guerra, mientras que miles de monumentos y yacimientos arqueológicos se encuentran aún en peligro. La destrucción de los templos de Palmira, de amplio eco internacional, es un caso paradigmático del alcance de los daños, mientras que el tráfico ilegal de antigüedades ha aumentado exponencialmente.

Frente a esta situación, la comunidad internacional ha reaccionado con indignación y repulsa, pero con escasa eficacia para evitar o mitigar los daños. Las organizaciones internacionales (Unesco, ICOMOS, ICOM e ICCROM) han canalizado la ayuda a través de la Dirección General de Antigüedades y Museos de Siria (DGAM), institución del gobierno sirio con reconocimiento internacional [ver entrevista con Maamoun Abdulkarim, antiguo director general de Antigüedades y Museos en Siria, en estas mismas páginas], por lo que extensas áreas no controladas por el gobierno han quedado privadas de ayuda. La debilidad de las estructuras estatales de gestión y protección del patrimonio en Siria también ha limitado la actuación de la…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO