POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 194

Vista aérea del arrecife Subi, en el archipiélago de las Spratly, en el mar de China Meridional, cerca de la costa filipina, donde se aprecian las instalaciones levantadas por China (10/11/2016). DIGITALGLOBE/GETTY

Sueños chinos, pesadillas asiáticas

El deseo de Xi Jinping de revivir el ‘Sueño de China’ y la exhibición de músculo económico, militar y político han desencadenado un temor generalizado en el sureste asiático.
ISIDRE AMBRÓS
 | 

La última encuesta anual sobre el sureste asiático del Instituto de Investigación Iseas-Yusof Ishak de Singapur refleja en una de sus conclusiones un alarmante estado de ánimo de la población de la región respecto a China. Más de ocho de cada 10 encuestados expresan su preocupación por la creciente influencia china sobre su país en particular y la región en general. El estudio, realizado a finales de 2019, señala que un 85,4% de los habitantes de los 10 países miembros de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (Asean)   –Myanmar, Brunéi, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam– respondió de forma afirmativa a la pregunta de si estaba preocupado por el aumento de la influencia estratégica de China en el área.

Pekín ejerce una autoridad en la región a través de diversas formas. Promueve la cooperación económica, financia grandes proyectos de infraestructuras englobados en su plan estratégico de la Nueva Ruta de la Seda y muestra su potencia militar mediante un incremento de la presencia de barcos y aviones en el mar de China Meridional, como denominan las autoridades chinas a esas aguas, a las que Vietnam reconoce como su mar del Este y Filipinas como su mar Occidental. Estas denominaciones enfrentadas reflejan las tensiones en torno a una zona marítima rica en recursos energéticos y naturales, por la que transita más de un tercio del comercio mundial y que el régimen comunista chino reclama como propia en su mayor parte, enviando buques y aviones a patrullarla para que no quepan dudas.

Las tensiones entre China y sus vecinos no son nuevas. En mayor o menor medida, estos países siempre se han mantenido vigilantes y desconfiados respecto a su poderoso vecino del norte. Sin embargo, la inquietud se ha acrecentado en los últimos años, a medida que China…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO