POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 141

Una nueva herramienta contra los dictadores

MASIH ALINEYAD
 | 

El uso de las redes sociales por jóvenes de Oriente Próximo nada tiene que ver con el de los occidentales. Desde Irán llegaron las primeras lecciones sobre estas nuevas herramientas de movilización.

Apenas han pasado dos años desde que una noche en la residencia de estudiantes de la Universidad de Oxford, una amiga siria me sugirió abrir un perfil en Facebook antes de volver a Irán para mantener mejor el contacto con ella y con otros amigos. Aquella noche, mientras me enseñaba cómo subir fotos para compartirlas, ella era consciente de que una vez de regreso en Irán no podría ver fotos mías sino con hiyab, pero nunca imaginó que tan solo unos meses después (junio de 2009), todas las fotos y vídeos que llegaran a su pantalla a través de mi perfil serían sangrientas escenas de iraníes manifestándose y cayendo abatidos en las calles a balazos.

Mi amiga siria me envió en esos mismos días un mensaje a través de Facebook: “No sé si alegrarme de haberte abierto un perfil o si apenarme por ti y por tu pueblo al ver ahí estas fotografías y vídeos que compartes, tan llenos de amargura y de violencia, de cómo hieren y matan a la gente en Irán”. Yo entonces estaba tan atareada informando sobre las elecciones robadas de Irán y la violencia desatada contra los manifestantes que no tuve ocasión de responder, pero a principios de este año le escribí: “Hermana querida, ser hijas de Oriente Próximo conlleva dolores comunes. Ahora es en tu Facebook donde los rostros de tus hermanas y hermanos aparecen como antes los de los míos, ensangrentados…”.

Esta no es una historia personal. Es la historia de millones de jóvenes de los países de Oriente Próximo que quieren, como los de su generación en los países libres,…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO