Autor: David Remnick
Editorial: Debate
Fecha: 2010
Páginas: 712
Lugar: Barcelona

Y Josué cruzó el puente

POLÍTICA EXTERIOR
 | 

La vida y, ante todo, el ascenso de Barack Hussein Obama resultan fascinantes por la sucesión de fosos que ha tenido que ir superando este mulato para conquistar la gran fortaleza: convertirse en el presidente número 44 de los Estados Unidos de América, el primero de origen afroamericano. Que un senador desconocido, de padre keniata, criado en Indonesia y Hawai, cuyo segundo nombre es árabe, lograra triunfar ante candidatos como Hillary Clinton, la primera mujer con posibilidades reales de ser presidenta, o John McCain, héroe de guerra y el republicano más liberal, estaba más allá de lo imaginable. La historia de ese ascenso es la historia de El Puente, escrito por David Remnick, director de la revista The New Yorker desde 1998, y ganador en 1994 del premio Pulitzer por “La tumba de Lenin. Los últimos días del imperio soviético”.

¿Quién es Barack Obama? Desde que lanzó su carrera presidencial, a principios de 2007, hasta el día de las elecciones, sus opositores demócratas y republicanos formularon esa misma pregunta con intención descalificadora. La respuesta de Obama a ese interrogante contribuyó a formar la esencia de su campaña. Sus propuestas electorales, de centro-izquierda, no eran radicalmente distintas a las de Clinton, salvo por la cuestión crítica de la guerra de Irak. Tampoco poseía un currículo asombroso (como McCain) en relación a la experiencia ejecutiva o los logros legislativos.

Sin embargo, escribe Remnick, “su identidad, sus orígenes, cómo lograba proyectar su temperamento y su personalidad como un reflejo de las ambiciones y esperanzas estadounidenses serían la esencia de su retórica y su atractivo. Además de sus ideas políticas, lo que proponía Obama como núcleo de su candidatura era él mismo: un joven afroamericano complejo, cauteloso, inteligente y sagaz. Todavía no era un gran hombre, pero sí una promesa de grandeza”.

La pregunta todavía es válida: ¿quién es Barack Obama? La respuesta la dará la historia, pero una excelente primera aproximación se encuentra en este libro.