¿El declive estadounidense se confirma?

La llegada de Donald Trump con sus tentaciones megalómanas, su antipolítica y su nacionalismo puede ser el principio del fin de lo tantas veces anunciado: