>   NÚMERO 64

Estrategia global: Europa, Estados Unidos y países emergentes

OLGA GIL
 | 

El reto para crecer en las industrias de la sociedad de la información, frente a proyectos hegemónicos que han resistido la prueba de varias décadas de éxitos, está marcado por las distintas capacidades reguladoras de los países y por las capacidades para impulsar o sofocar su desarrollo.

 

Cuáles son las bases sobre las que debe pensar el gobierno de un país, un bloque, a nivel macro, o de una empresa o empresario a nivel micro si quiere competir en la sociedad de la información?

 

Buscar una respuesta a la pregunta formulada es más complejo en la segunda década del siglo XXI que hacerlo en el siglo XX. Las razones son tres: 1) La definición de sociedad de la información hoy es mucho más rica que la de hace dos décadas. 2) El mapa de actores es más interesante, más enriquecedor que hace dos décadas. También presenta unos retos nuevos. 3) Crecer en las industrias de la sociedad de la información –frente a proyectos hegemónicos que han resistido la prueba de varias décadas de éxitos– es un objetivo marcado y limitado por las distintas capacidades reguladoras de los países y las capacidades para impulsar o sofocar su desarrollo…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO