INFORME SEMANAL DE POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 903

#ISPE 903. 1 septiembre 2014

La agencia de prensa Ruptly mantiene en la berlinesa Postdamer Platz una redacción que alberga a 110 periodistas. Financiada por el Kremlin desde hace un año, Ruptly es solo uno de los muchos altavoces que usa el régimen de Vladimir Putin para difundir una visión del conspirativa de la realidad internacional que presenta a Occidente como el origen de todo tipo de imposiciones unilaterales al resto del mundo.

La cadena internacional RT (antes Russia Today) es la joya de la corona del formidable aparato propagandístico de Moscú, con 2.500 colaboradores, periodistas y expertos en su nómina. El canal internacional de noticias de 24 horas de RT, que ya supera a la CNN en visionados en YouTube, llega a unos 100 países con una audiencia potencial de 644 millones de personas. En Reino Unido es la tercera cadena extranjera de mayor audiencia, con 2,5 millones de espectadores, solo después de la BBC Sky News. Un 90% de los rusos obtiene casi toda la información que recibe de medios oficialistas, lo que explica en gran parte la popularidad de Putin, cercana al 87%. Según el Levada Center de Moscú, solo el 2% de los rusos ve regularmente la cadena opositora TV Rain, frente al 71% de la cadena estatal Rossiya-1.

La cadena privada putinista NTV, como todas las estatales, difunde sistemáticamente historias sensacionalistas sobre supuestas amenazas extranjeras a la seguridad rusa. Solo el 24% de los rusos dice que busca información en Internet. En los últimos meses, las principales webs opositoras han sido bloqueadas o cerradas por orden judicial, incluida la del líder opositor Alexei Navalny.

Todos los blogs con más de 3.000 lectores diarios están obligados a registrarse ante las autoridades y someterse a las mismas regulaciones de los medios de comunicación de masas, con lo que los blogeros…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO