POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 193

La movilización social sacude América Latina

La región vive protestas alimentadas por la desigualdad, la fractura social y la desconfianza entre gobiernos y gobernados. Será difícil lograr procesos reales de transformación.
ERIKA RODRÍGUEZ PINZÓN
 | 

El último semestre de 2019 estuvo marcado por una ola de protestas que recorrió América Latina desde Argentina hasta Haití. Esta ola tomó por sorpresa a muchos, y no es para menos: la región llevaba mucho tiempo en el segundo plano de las preocupaciones internacionales. De hecho, en el escenario internacional se le acusaba de una cierta irrelevancia. Sin embargo, el papel de los latinoamericanos en la escalada de las movilizaciones globales ha conseguido que muchas miradas se vuelvan hacia la región.

Las causas de las protestas han sido analizadas tanto en cada país como de forma conjunta. Los detonantes nacionales, a grandes rasgos, fueron: la crisis económica de Argentina; la falta de transparencia electoral y la intervención del ejército en Bolivia; la puesta en marcha de medidas de ajuste con un impacto social profundo en Ecuador y Chile; el descontento con el gobierno, con sus medidas económicas y fiscales y la falta de implementación del Acuerdo de Paz en Colombia; la corrupción en Perú; la connivencia entre el presidente y el narcotráfico en Honduras; la reforma constitucional en Panamá o la conjunción de los problemas económicos con la crisis de legitimidad del gobierno en Haití.

Si bien los detonantes de la movilización social son propios de cada país, hay elementos transversales que, en mayor o menor medida, están presentes en el conjunto de la región. La causa de las movilizaciones a la que más se ha aludido es la desigualdad. No se puede olvidar que América Latina es la región más desigual del mundo. De hecho, ocho de los 10 países más desiguales del mundo son latinoamericanos: Brasil, Honduras y Colombia encabezan la lista. La gravedad de la situación bien parece justificar la salida masiva de los ciudadanos a las calles.

En términos generales, la brecha entre ricos y…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO