>   NÚMERO 62

No todo es Bollywood en el cine indio

MATEO GARCÍA PRIETO
 | 

Del total de películas anuales que produce la industria india, Mumbai acaparó en 2011 un 36,8 por cien. 462 películas salieron de sus estudios sobre un total de 1.255. Las demás industrias productoras del país no superaron los 200 proyectos. EE UU produjo 611 películas en 2011.

 

Dadasaheb Phalke, padre del cine indio, jamás imaginó cuando inauguró, en 1912, la Phalke Film Company de Mumbai, que la industria cinematográfica que entonces comenzaba llegaría al punto en el que se encuentra hoy. Compitiendo en ingresos y en número de títulos al año con la factoría de Hollywood, Bollywood no solo toma prestada la idea del nombre, también el modelo de negocio basado, según Tejaswini Ganti, antropólogo de la Universidad de Nueva York, en la orientación comercial de los guiones, la búsqueda del beneficio absoluto y la circulación global de las principales producciones realizadas. Sin embargo, y para no llevar a engaño, es preciso aclarar que Bollywood es una de las partes que componen la producción fílmica india. Por error se tiende a englobar la industria cinematográfica india bajo la categoría de Bollywood, siendo esta únicamente uno de los principales núcleos de producción, no el único.

 

Cuando se hace referencia a Bollywood se está hablando concretamente de la ciudad de Mumbai. Existen otras urbes que también generan su propia producción cinematográfica como Madrás, Hyderabad o Bangalore. Dentro de la producción total de India y debido a la diversidad cultural y lingüística, no solo se hacen filmes en hindi, lengua mayoritaría del país también hablada en países vecinos y comunidades en la diáspora. La producción de Bollywood se nutre a su vez de filmes en algunas de las demás lenguas oficiales de India, como el tamil y el telugu…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO