>   NÚMERO 79

Romper el molde: la relación UE-EE UU tras el Brexit

DAVID MATHIESON
 | 

El buen entendimiento entre Merkel y Trump será crucial para desarrollar la relación de la UE y EE UU en los próximos años. Cualquier aumento de la tensión dificultaría el establecimiento de nuevos acuerdos comerciales transatlánticos y Reino Unido ya fuera de Europa.

Una de las relaciones geopolíticas más importantes desde el final de la Segunda Guerra mundial ha sido la de Estados Unidos con los países europeos. Pero eso podría estar a punto de cambiar en un momento en el que los lazos económicos, ideológicos e institucionales están siendo puestos a prueba por los acontecimientos a ambos lados del Atlántico. Por una parte, el referéndum celebrado en junio en Reino Unido ha sido favorable al Brexit, la salida del país de la Unión Europea. Por otro, las elecciones presidenciales estadounidenses le han dado la victoria a Donald Trump, que ha calificado su propio programa político de “Brexit plus, plus, plus”.

Las consecuencias plenas de estos acontecimientos exigen un análisis minucioso y solo serán completamente visibles con el tiempo. Pero incluso ahora, está claro que romperán el molde de las relaciones transatlánticas establecidas después de la Guerra y marcarán un momento de inflexión, “un antes y un después”. La unión política más estrecha ha sido el principio organizador en las capitales europeas desde la contienda. El voto a favor del Brexit ha causado conmoción en las instituciones de Bruselas y debilitado gravemente el proyecto europeo. En Washington, la élite política está conmocionada por la elección de Trump, que será el primer ocupante de la Casa Blanca en tiempos modernos sin experiencia de gobierno. Rara vez ha sido la perspectiva geopolítica en Europa y EE UU más compleja o más incierta. ¿Qué impacto tendrá entonces esta doble conmoción en las relaciones entre la UE y EE UU en comercio e inversión?…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO