POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 183

Un mundo de ciudades

ANTONIO DE GREGORIO Y JAANA REMES
 | 

Alrededor del 75% del PIB mundial se genera en las ciudades. La manera en que aborden los actuales desafíos demográficos, climáticos y tecnológicos será fundamental para el dinamismo de la economía global.

Las ciudades son la fuerza motriz de la economía mundial. Una de las tareas de gestión más complejas que pueden imaginarse es garantizar un funcionamiento eficaz para las empresas y personas que viven en ellas. Elementos fundamentales de la administración de la urbe son, entre otros, la eficiencia de sus sistemas de transporte, la calidad de sus servicios públicos y el papel que las ciudades desempeñan como crisol de la innovación y la creación de empleo. El modo en que las ciudades aborden los numerosos desafíos a los que se enfrentan es crucial no solo para quienes viven en ellas –más del 54 % de la población actual del planeta, según el Banco Mundial–, sino para el dinamismo de la economía global.

Hoy, las ciudades cuentan con una nueva y poderosa herramienta: las tecnologías inteligentes. Los municipios y autoridades locales gestionan una gran cantidad de datos en tiempo real, lo que les permite tomar mejores decisiones, responder a las condiciones y necesidades en constante cambio y ofrecer una mejor calidad de vida en general a los habitantes.

 

Las ciudades, motor de crecimiento

Las ciudades generan en la actualidad alrededor del 75 % del PIB mundial, porcentaje que ascenderá hasta el 86 % en el periodo 2015-30. Su peso económico se hace patente en todo el mundo. Pensemos en megaciudades (con una población de 10 millones de habitantes o más) como Nueva York, Los Ángeles, Londres y París; las dos primeras aportan el 13 % del PIB de Estados Unidos, las dos últimas, el 9 % del PIB de Europa occidental. No obstante, para el crecimiento global es aún más importante el grupo…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO