POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 150

Vientos de cambio en el Mediterráneo

RECEP TAYYIP ERDOGAN
 | 

En el norte de África y Oriente Próximo se está librando una batalla entre la esperanza y el miedo.Para un futuro prometedor que conduzca a la paz es inevitable la transformación democrática de los países de la región. Turquía ha apoyado y apoyará el proceso.

Se está viviendo un movimiento de alcance histórico en la región mediterránea en cuyos confines se encuentran Turquía y España. Estamos atravesando una encrucijada en la que, en nuestras mentes, se redefine como concepto la cuenca mediterránea. El Mediterráneo siempre ocupó un lugar esencial en la historia de la humanidad. Hoy en día, tanto en el sur como en el este de la región, se está experimentando, de nuevo, una transformación importante que tendrá serios reflejos desde el punto de vista de la evolución que atraviesa la democracia.

Debemos reconocer que se está viniendo abajo un statu quo secular en la orilla meridional y oriental del Mediterráneo. Efectivamente, el despertar árabe, que sacude el equilibrio estratégico de toda la región, es un fenómeno histórico por múltiples razones. Estamos siendo testigos de la irrupción en escena de demandas populares como actor político y de cómo esas demandas comienzan a encauzar las decisiones sobre la vida del pueblo.

En este caso, la realidad es que los acontecimientos que se suceden en el mundo árabe no se pueden contemplar meramente como el derrumbe de las autocracias. Lo que se ha vivido allí ha sido el desplome de una mentalidad orientalista desfasada, que alegaba que la gente de la región estaba inmersa en la inercia y la desesperación a la hora de decidir libremente su destino. Asimismo, se ha desvanecido el mito de que el contexto sociocultural de la región fuera incompatible con el orden democrático moderno.

 

Uno de los problemas más importantes de la región, donde

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO