Alfombra Roja: Helle Thorning-Schmidt

 |  29 de mayo de 2015

APODO: Gucci Helle.

FRASE: “Los líderes también se divierten”.

CURRÍCULO: Helle Thorning-Schmidt (Dinamarca, 1966) hizo historia en 2011 por partida doble, al convertirse en la primera ministra mujer de Dinamarca y acabar con una década de la derecha en el poder. Con 27 años se había unido al Partido Socialdemócrata, después de estudiar Ciencias Políticas en Copenhague. Le siguió un máster en Estudios Europeos por el prestigioso Colegio de Europa de Brujas. En 1999 fue elegida miembro del Parlamento Europeo, y en 2005 miembro del Parlamento danés.

En su país se la conoce por implementar políticas difíciles, pero el salto a los medios internacionales lo daba tras su selfie con Barack Obama y David Cameron durante el funeral de Nelson Mandela, y el posterior supuesto enfado de la primera dama estadounidense, Michelle Obama.

 

MÉRITOS: Acaba de convocar elecciones generales anticipadas para el 18 de junio, tres meses antes de la fecha límite. Una medida que se veía venir, tras días de especulaciones, por los programas de reformas e inversiones que estaba presentando el gobierno, y su mejora en los últimos sondeos, gracias a la buena gestión durante el atentado yihadista de Copenhague. Thorning-Schmidt asegura que Dinamarca ha salido de la crisis después de un año y medio de crecimiento económico y reducción del desempleo, y que con ella se seguirá ese curso, sin comprometer el sistema de bienestar.

Su mandato ha sido convulso, hasta el punto de que los socialistas han salido de la coalición por las políticas reformistas. La puesta en marcha de la impopular reforma del Estado de bienestar, heredada de gobierno anterior, y la reducción de ayudas sociales le han costado su relación con el movimiento sindical. Poco antes de llegar al poder se vio envuelta en un escándalo fiscal, que finalmente no le impidió alzarse con el ejecutivo. Sus detractores la han criticado por su doble moral: mientras ella defiende la educación pública, una de sus hijas acude a un centro privado. En Dinamarca la opinión pública es poderosa.

Muchos economistas han etiquetado el aumento de la confianza del consumidor danés como “efecto Helle”. Pese a las alentadoras previsiones de la economía danesa, las elecciones serán difíciles para la líder socialdemócrata. La oposición conservadora lleva ventaja en los sondeos. Debido al sistema político danés, nadie puede estar seguro de lo que va a pasar, aunque los expertos apuntan a una derrota de Thorning-Schmidt. Todavía tiene días de campaña para cambiar la opinión pública.

En la serie de televisión Borgen, el alter ego de “Gucci Helle”, Birgitte Nyborg, consigue vencer en las urnas a un primer ministro liberal, Lars Hesselboe, siendo la primera mujer que ocupa este cargo en Dinamarca. Años después pierde el poder contra el candidato liberal en unas elecciones adelantadas. ¿Demasiada casualidad? Habrá que esperar unas semanas para ver si la realidad imita a la ficción, y si el liberal Lars Loekke Rasmussen logra arrebatarle el Ejecutivo.

 

 

Datos del contacto: 

Web: http://www.hellethorning.dk/

Facebook: /hellethorningschmidt

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *