Alfombra Roja: Benoît Hamon

POLITICA EXTERIOR
 |  3 de febrero de 2017

“Hoy asumo y digo que la opción política que propongo es una opción que no vende quimeras, vende –no, no vende nada de nada– propone justicia”.

 

Ni Manuel Valls, ni Arnaud Montebourg. Ha sido Benoît Hamon el ganador de la batalla del domingo 29 de enero con el 58% de los votos de los militantes. Representante del ala izquierda de los socialistas franceses, el exministro de Educación ha logrado la candidatura de su partido para las elecciones presidenciales de abril. Hamon es el representante de una izquierda idealista y joven.

Definido a sí mismo como “ecosocialista” o “social-ecologista”, Hamon ha conseguido conquistar a muchos jóvenes en un momento en el que el Partido Socialista no goza de popularidad entre una juventud francesa que parece sentirse cada vez más cerca del social-liberal Emmanuel Macron o del neocomunista Jean-Luc Mélenchon.

Hamon ha planteado medidas altamente polémicas entre la clase política y la ciudadanía francesas. Contrario a la reforma laboral que proponía Valls, la medida estrella de Hamon es el salario básico universal de al menos 600 euros para los mayores de 25 años. Aunque calificada de utópica y poco realista, el candidato socialista insiste en que puede llevarse a cabo de una forma gradual. También tiene otras ideas un tanto controvertidas, pero coherentes, como cobrar un impuesto al trabajo que realizan los robots que sustituyen empleos humanos. Hamon se ha declarado a favor de la nacionalización de bancos, condena la austeridad, es partidario de poner freno al libre cambio, quiere dar visados a los refugiados sin poner tantas trabas, plantea legalizar el cannabis y la eutanasia.

Nacido en Saint-Renan en 1967, es hijo de una secretaria y de un ingeniero. Se crió en la ciudad portuaria bretona de Brest y en Dakar, debido al traslado de sus padres a la capital senegalesa. Estudió en un centro educativo de los Maristas, donde le inculcaron los principios de la religión católica, aspecto del que nunca ha renegado a pesar de sus ideales políticos. Milita en el Partido Socialista desde los 19 años.

Historiador de formación, licenciado en la Universidad de Bretaña, Hamon se ha forjado en todos los escalafones del Partido Socialista. Fue su portavoz desde 2008 hasta 2012, previamente había presidido las juventudes socialistas durante dos años y ocupado un escaño en el Parlamento Europeo. Ha sido el apoyo fundamental de Martine Aubry, pero siempre se mantuvo en un plano discreto. Ha sorprendido que alguien casi desconocido para el público general, y con una candidatura inadvertida hasta la recta final de las primarias, se haya erigido como el candidato de las bases.

En la primera etapa del gobierno de François Hollande, Hamon ocupó el cargo de responsable de Consumo de 2012 a 2014. Más tarde, se convirtió en el titular de Educación durante apenas cuatro meses. Dimitió por desavenencias con la directiva del gobierno. Después de tantos años militando en el Partido Socialista, los personajes en la sombra adquieren papeles protagonistas. Las elecciones presidenciales nos dirán si en la oposición o como cabeza de gobierno.

 

Datos de contacto:

http://www.benoithamon2017.fr/

Twitter: @benoithamon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *