AFKAR-IDEAS  >   NÚMERO 55

La madre de tres de los terroristas, Said, Youssef y Mohamed Aalla, junto a la hermana de Moussa y Driss Oukabir, en la manifestación contra el terrorismo organizada por la comunidad musulmana. Ripoll, 20 de agosto de 2017/Reuters/Albert Gea

Contextos imaginados de la radicalización

JORDI MORERAS
 | 

Los atentados de Barcelona y Cambrils ponen de manifiesto la fragilidad de los argumentos por los que se explican los procesos de radicalización y sus actores.

Tras el primer balance de los atentados de Barcelona y Cambrils del 17 de agosto, y a pesar de que la actualidad política en Cataluña se desplaza hacia otras prioridades, es tiempo de iniciar los análisis de las consecuencias que se derivan de lo sucedido. La creación de una comisión de investigación promovida por los gobiernos de España y Cataluña no parece estar en la agenda, ante el contencioso secesionista que les separa, por lo que parece que no podremos aprender nada de las circunstancias que provocaron que unos jóvenes, bajo la influencia de un adulto que ejercía su autoridad en tanto que imam, quisieran cometer una serie de atentados en Barcelona, y que todo ello se estuviera organizando desde hacía meses, con el más absoluto desconocimiento por parte de los diferentes cuerpos de seguridad, cuyos radares de detección parece que no se habían desplegado en una población tan aparentemente “normal” como Ripoll. Estamos ante uno de los atentados más relevantes por lo que supone de radicalización discreta, de movilización de recursos y medios para preparar artefactos explosivos sin despertar sospechas, y de interrogantes ante la actuación preventiva en zonas urbanas. Pero parece que en este momento impera la sentencia tan simbólica en el imaginario político catalán de que “ahora no toca”.

Es evidente que esta reflexión no debería llevarse a cabo únicamente desde la perspectiva de la acción policial o la coordinación entre instituciones políticas en la respuesta a los atentados. Existen muchos otros ámbitos que requieren ser revisados, y a los que habrá que dedicar tiempo y ganas. Me centraré en uno en concreto, que tiene que ver con la construcción problemática…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO