>   NÚMERO 74

El papel de la I+D+i en el desarrollo económico y social

JUAN JOSÉ MORENO-NAVARRO
 | 

El recorrido histórico de la I+D+i en España incluye numerosas experiencias de claro éxito donde se muestran los importantes beneficios económicos y sociales de adecuadas inversiones en proyectos e ideas ambiciosas. Hoy nos encontramos en una economía impulsada por la innovación.

 

Sigue siendo válida la famosa frase de Miguel de Unamuno sobre la innovación en España? La referencia completa de esa afirmación aparece en el ensayo El pórtico del templo de 1906 y es pronunciada en un diálogo: “Inventen, pues, ellos y nosotros nos aprovecharemos de sus invenciones. Pues confío y espero en que estarás convencido, como yo lo estoy, de que la luz eléctrica alumbra aquí tan bien como allí donde se inventó.”

Es bien cierto que el filamento incandescente no conoce fidelidades patrias pero también lo es que la economía en que se generan sus patentes se beneficia claramente de ellas. Un país es hoy más próspero si diseña y vende bombillas LED que si las fabrica. Y mejora socialmente si investiga en filosofía. La inversión de casi el tres por cien del PIB en I+D+i de Estados Unidos, Alemania, Dinamarca, Finlandia, Japón o Corea representa el 50 por cien del desarrollo industrial y económico de estos países y una cantidad enorme pero intangible de su modelo social.

Las palabras de Unamuno supusieron un claro enfrentamiento dialéctico con José Ortega y Gasset, que colocó al primero como africanista frente al europeísmo del segundo. La polémica, al menos desde el punto de vista intelectual, está hoy resuelta, pero a un precio significativo como muestra que los países europeos con menor inversión en I+D+i (Grecia, Italia, Portugal y España) han presentado más dificultades ante la crisis económica.

Las inversiones en ciencia e innovación por sus efectos distantes en el tiempo, resultan poco atractivas para los programas de gobierno, al…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO