POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 110

Esencia de Berlin

MIGUEL HERRERO DE MIÑÓN
 | 

Hay autores que dan soluciones y otros, que, cualesquiera que sea su intención, plantean problemas. Piensen lo que piensen, dan que pensar. Dentro de esta alternativa, Isaiah Berlin (1909-1997) responde al segundo paradigma y en tiempos tan ayunos de pensamiento como el nuestro es de agradecer la traducción, reedición y vulgarización de sus obras. Tal es el caso del famoso ensayo Dos conceptos de libertad que, acompañado de otros escritos menores, ofrece Alianza Editorial en edición de bolsillo.

Fruto de una lección magistral pronunciada en Oxford en 1958, el texto apareció, junto con otros ensayos en 1969 y fue traducido al español en 1988 y publicado, junto con otros que después citare, bajo el titulo mas conocido de Berlin, Cuatro ensayos sobre la libertad. La versión actual incorpora las revisiones hechas en 1997 y puede considerarse un esquema de la historia de las ideas que ocupó la madurez de Berlin e introducción al núcleo de su teoría ético-política.

En efecto, en la obra de Berlin (cuya bibliografía ha sido establecida por H. Hardy, en la edición de Against the Current, Essays in the History of Ideas, Londres, 1997), lo que el mismo denominó al final de su vida “Mi trayectoria intelectual” pueden distinguirse tres fases aunque el propio autor tan solo señalara dos. La de filosofo analítico, desde 1933 a 1940, de la que el mismo se distancia ya en un ensayo de 1939 y con la que rompe afectivamente el 12 de junio de 1940 tras una velada “tremendamente aburrida” junto a Witgenstein. La de historiador de las ideas, iniciada en 1940 con una biografía de Karl Marx (trad. esp. Madrid, Alianza, 2000) y por la que optó definitivamente en la primavera de 1944, tras una entrevista con el lógico Harry Sheffer. Y una tercera, fruto de la…

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO