INFORME SEMANAL DE POLÍTICA EXTERIOR  >   NÚMERO 1240

Un marine de EEUU dispara al aire durante las evacuaciones en el aeropuerto de Kabul ante el avance talibán. (Kabul, 15/08/2021). AFP/GETTY

La receta del éxito talibán

Combinando la paciencia estratégica con una gestión eficaz de los territorios conquistados, los talibanes han logrado aprovechar los errores de EEUU y el gobierno afgano para recuperar el poder. La violencia, sin embargo, no cesará.

Toda guerra es, en esencia, una confrontación violenta de voluntades opuestas sobre las que influyen factores muy diversos. En el caso de la victoria de los talibanes en Afganistán, ejemplificada con la toma de Kabul el 15 de agosto, el inquietante resultado no deriva de su superioridad numérica –apenas 80.000 efectivos frente a los más de 300.000 de las fuerzas armadas y de seguridad afganas– ni de un golpe de suerte en una batalla decisiva. En términos generales, su condición de vencedores se explica mucho mejor si se atiende a los errores acumulados por Estados Unidos y el gobierno afgano que a los aciertos de los yihadistas liderados por Abdulghani Baradar.

En el caso de Washington, además del error de adoptar una estrategia que no ha atendido debidamente a los desafíos culturales, sociales, políticos y económicos del país, es destacable la autoficción en la que se sumió desde el…

INICIA SESIÓN PARA SEGUIR LEYENDO